El pasado 20 de abril de 2021, el Gobierno llevaba al BOE el nuevo marco por el que se rigen las ayudas a autónomos y empresas 2021. El Real Decreto-ley 6/2021 establece los requisitos, cuantías y límites para que los autónomos y empresas puedan acceder a ellas. El objetivo último pasa por dar cierta solvencia a aquellos sectores y negocios que han visto cómo la pandemia ha mermado su capacidad productiva. 

Te puede interesar: La prolongación de la pandemia hace descender el número de autónomos. ¿Qué opciones tienen?

Tal y como consta en el preámbulo del Real Decreto-ley 6/2021, de 12 de marzo, se contempla el reparto de 7.000 millones de euros a las diferentes comunidades autónomas y ciudades autónomas para ayudas directas a su tejido empresarial. Los 11.000 millones que se incluyeron en la previsión aprobada el 12 de marzo también incluyen sendas partidas para prorrogar moratorias fiscales y concursales. 

Las ayudas directas a autónomos y empresas 2021

De estos 7.000 millones de euros para ayudas directas a autónomos y empresas 2021, 5.000 millones se repartirán a las Comunidades Autónomas peninsulares y las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla. Canarias y Baleares recibirán entre las dos los 2.000 millones restantes. Ahora bien, dentro de la normativa se establecen condiciones particulares para la concesión de ayudas directas a autónomos en 2021 y las ayudas a empresas 2021. 

En cualquier caso, son las Comunidades y Ciudades Autónomas las que ordenarán la aplicación, solicitud y concesión de estas ayudas directas a pymes y autónomos. En este sentido, los gobiernos regionales tienen la prerrogativa de añadir o reducir el listado de sectores que se incluyen para las ayudas, y cuáles quedan excluidas. Este punto ha sido fuertemente criticado por los hasta ahora sectores vetados

Todas las ayudas contempladas en este RD tienen carácter finalista, o lo que es lo mismo, se han de utilizar para el pago de las facturas y deudas de suministros con proveedores y las nóminas de los trabajadores. En los casos de endeudamiento con varios proveedores, se establece como criterio la antigüedad, de modo que cobran los primeros antes que los últimos. Si la deuda está asociada a un crédito se primará el aval público.

¿Qué ayuda directa recibirán los autónomos?

Las ayudas directas a autónomos 2021 contempladas están dirigidas a apoyar la solvencia y viabilidad de esta parte del tejido productivo en España. El nivel de endeudamiento de los autónomos con la crisis por el Covid-19 es preocupante. A pesar de las medidas contempladas en el último año, este ha sido uno de los colectivos más castigados ya que buena parte de la hostelería está conformada por autónomos individuales con menos de 10 empleados a su cargo. 

En el RD aprobado se marcan tanto las cuantías máximas de ayudas directas a autónomos 2021 a percibir como el uso de dichos importes. 

Las ayudas a autónomos 2021 máxima serán de 3.000 euros para aquellos que tributan dentro del régimen de estimación objetiva en el IRPF. 

El resto de autónomos, incluidos aquellos que están inscritos en el Régimen de Módulos, deben seguir las condiciones generales. 

¿Qué cuantía de ayudas a empresas 2021 recibirán el resto de profesionales y empresarios?

Tanto los autónomos en régimen de módulos, como los profesionales que tributan el IRPF en estimación directa cuyo volumen de negocio ha caído más del 30% en 2020 respecto al ejercicio anterior, se concederá una ayuda máxima del 40% del total perdido si tienes menos de 10 empleados a tu cargo, o el 20% en aquellas con más de 10 trabajadores. 

Con todo, se establece que las ayudas a empresas 2021 del Gobierno no pueden ser inferiores a 4.000 euros ni superiores a 200.000 euros. 

Ayudas a Autónomos

Otros requisitos para optar a las ayudas directas 2021

Además de estos condicionantes y límites, el RD incluye una serie de requisitos extra que pueden ser determinantes para muchos autónomos y pymes que esperaban poder recibir las ayudas directas en 2021. 

En primer lugar, la empresa o el profesional no puede encontrarse en concurso de acreedores ni haber cesado su actividad como autónomo en el momento en el que se presenta la solicitud. O lo que es lo mismo, se ha de mantener activo. Pero hay más. 

Por supuesto, se ha de estar al corriente de pago de los impuestos y las cuotas de la Seguridad Social, y tener la residencia fiscal en España y no en un paraíso fiscal. 

Asimismo, se establecen dos limitaciones que restringen la actividad empresarial: la empresa que resulte concesionada de ayudas no puede repartir dividendos en 2021 ni en 2022, ni subir el sueldo de la alta dirección en los dos próximos años. Además exige mantener la actividad económica hasta el 30 de junio de 2022. 

¿Cuándo se recibirán las ayudas a pymes y autónomos 2021?

El Gobierno tiene previsto que en el plazo de un mes desde la publicación del Real Decreto se hayan suscrito todos los convenios con las diferentes comunidades autónomas, y a partir de ahí la responsabilidad recaerá en los gobiernos regionales, que, según el Gobierno Central, cuenta ya con todas las herramientas para agilizar la concesión de las ayudas a autónomos y empresas 2021. 

¿Qué sectores pueden recibir las ayudas a empresas y autónomos 2021?

Este RD no se ha librado de la polémica. Además de los tiempos, ya que para muchas empresas se llega tarde a generar oportunidad de recuperación, los autónomos se encontrarán con otra ‘trampa’. Si bien estas ayudas a autónomos y a las empresas se venden como ayudas a fondo perdido, en el caso de los trabajadores por cuenta propia no será así, ya que deberán incluirla en su declaración de la Renta de 2021 como si fuera otra subvención más. 

Otro aspecto a tener en cuenta es saber si la actividad por la cual está inscrito en el CNAE es alguna de las contempladas  en el Anexo I. A lo que se suma que cada comunidad autónoma puede aumentar la lista de actividades incluidas o exentas.