ayudas para jovenes desempleados

Ayudas para jóvenes sin trabajo

¿Eres joven y necesitas un empujón económico que te ayude a sobrellevar la crisis de forma más llevadera? En ese caso, sigue leyendo para conocer cómo puedes optar a las diversas ayudas para jóvenes desempleados que conceden los organismos públicos españoles.

Requisitos para acceder a las ayudas para jóvenes desempleados

Los requisitos son muy variables, en función de la tipología de la ayuda solicitada.

Existen ayudas que son concedidas directamente a través del Servicio Público de Empleo, otras por el Ministerio de Derechos Sociales.

Algunas se hacen efectivas mediante pagos económicos directos y otras consisten en bonificaciones sobre las cotizaciones sociales.

Tipos de ayudas para jóvenes desempleados

Desgranemos ahora todas estas ayudas y veamos los requisitos particulares para acceder a cada una de ellas en detalle:

Subsidio para jóvenes desempleados a través del SEPE

Si tienes entre 16 y 30 años y actualmente no estudias ni trabajas, tienes derecho a recibir un subsidio de 430 euros mensuales.

Pero estos 430 euros no te los darán a cambio de nada, puesto que están vinculados a un contrato de formación y aprendizaje.

Una vez agotada esa ayuda, tendrás derecho a la misma prestación contributiva por desempleo de la que se benefician el resto de trabajadores en España.

Ayuda familiar del SEPE

Aunque esta no es una ayuda específica a jóvenes sin empleo, la mencionamos porque ser joven no excluye del derecho a percibirla.

Se trata de un subsidio de 463 euros mensuales que pueden obtener todos los parados que tengan cargas familiares, no disponen de rentas y no tienen derecho a cobrar el paro.

Por tanto, si eres joven y estás en la situación indicada, no dudes a la hora de solicitar esta prestación de ayuda familiar.

Subsidio por insuficiencia de cotización

Como el anterior, se concede por un importe de 463 euros mensuales

Los que varían son los requisitos para solicitarlo:

Pueden optar a él los parados con un mínimo de 3 meses cotizados (si existen cargas familiares) o 6 meses cotizados (cuando no existen cargas familiares).

Está dirigido a los desempleados que no pueden solicitar el subsidio de paro porque no disponen del mínimo legal exigido de 360 días cotizados.

Subsidio extraordinario por desempleo (SED)

También es de 463 euros al mes

Puede disfrutarse únicamente durante 6 meses, sin ninguna posibilidad de que exista prórroga posterior.

Los jóvenes que soliciten el SED han de ser «desempleados de larga duración, con responsabilidades familiares y sin rentas de ningún tipo».

Además, es preciso que acrediten documentalmente los siguientes puntos:

  • Encontrarse en búsqueda activa de empleo
  • No haber rechazado ninguna oferta de empleo apta para su formación o experiencia laboral anterior
  • No haber rechazado la participación en acciones de promoción, formación o reconversión laboral

Ingreso Mínimo Vital

Este ingreso de carácter social está dirigido a personas mayores de 23 años que se encuentren en una situación específica de vulnerabilidad.

La prestación es de carácter no contributivo, está otorgada directamente por la Seguridad Social y sus beneficiarios perciben un mínimo de 491,63 euros mensuales.

Ayuda para cultura: Bono Cultural Joven

Esta es una ayuda muy particular: se recibe una sola vez y para ello es necesario solicitarla el mismo año en el que el interesado cumple los 18 años.

Es una especie de obsequio o bienvenida del Estado por la mayoría de edad.

El dinero no puede gastarse en cualquier cosa, sino que debe emplearse en adquirir bienes o servicios culturales, como los que siguen:

  • Discos
  • Libros
  • Sesiones de cine
  • Conciertos
  • Visitas a museos

Otra particularidad de esta ayuda, concedida por el Ministerio de Cultura, es que solo está vigente durante los 12 meses siguientes a su concesión.

Además, puede percibirse junto con las ayudas detalladas anteriormente.

Otras ayudas para jóvenes sin empleo

Pero el abanico de ayudas no termina aquí. 

Puede ser que, aunque estés sin empleo, no quieras trabajar para un tercero y desees montar una empresa o negocio y optar por el autoempleo.

Para eso está la tarifa plana para autónomos. Esta medida pretende fomentar la cultura del emprendimiento y no es una subvención o subsidio directo, sino que consiste en una sustancial rebaja de las cotizaciones sociales.

Puedes optar a ella, siempre que sea la primera vez que trabajas por tu cuenta. Estos son los importes mensuales de cotización rebajados:

  • Los primeros 12 meses: solo 60 euros
  • Del mes 13 al 18: 143,10 euros
  • Del mes 19 al 24: 200,30 euros

Los nuevos autónomos de hasta 30 años pueden seguir cotizando 200,30 euros mensuales desde el mes 25 al 36. Y lo mismo ocurre si son mujeres y tienen menos de 35 años.

Aquí te dejamos más ayudas para montar un negocio

Añadimos que estas últimas ayudas al emprendimiento pueden ser de carácter sumatorio a las especificadas en el primer apartado. Es decir, aunque percibas una de las primeras, puedes tener derecho a percibir las segundas. Por tanto, analiza bien tu situación y actúa en consecuencia.

Y si alguna de estas ayudas para jóvenes desempleados no es suficiente, aquí te dejamos nuestro buscador para que puedas buscar más en profundidad:

Comparte:

¿Necesitas más información?