Ayudas y subvenciones para casas rurales

En la actualidad, el turismo rural es una de las alternativas más demandadas para disfrutar de unas vacaciones en 2020; por eso, cada vez son más las personas que emprenden un negocio en el pueblo. A continuación te mostramos las principales ayudas para casas rurales que puedes solicitar y qué debes hacer para poner en marcha esta nueva iniciativa empresarial.

Ayudas y subvenciones para casas rurales

A día de hoy, existen muchas subvenciones para el turismo rural que debes conocer; cada comunidad autónoma se encarga de gestionar estas partidas y, por eso, lo más recomendable es que consultes en la página web de tu comunidad autónoma todos los detalles.

A continuación te mostramos las principales ayudas para casas rurales a las que puedes optar:

  • Ayudas para la transformación digital de PYMES turísticas; es decir, para la creación de la página web de la empresa.
  • Subvenciones para gestionar o mejorar la empresa.
  • Ayudas para favorecer la inversión empresarial.
  • Préstamos bonificados.
  • Ayudas para el envío de datos por empresas turísticas colaboradoras en operaciones estadísticas.
  • Subvenciones anuales del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

También es importante señalar que, en algunos casos, las ayudas para casas rurales exigen que el alojamiento lleve en funcionamiento, como mínimo, 2 años; por otro lado, si aún no has inaugurado tu casa rural, puedes comprometerte a mantener dicha actividad durante un período de tiempo de entre 5 y 10 años.

¿Dónde es mejor ubicar una vivienda rural?

A continuación te mostramos las comunidades autónomas que más buscan los turistas para alquilar una casa rural:

  • Castilla y León.
  • Castilla-La Mancha.
  • Cataluña.
  • Andalucía.
  • Asturias.

En cualquier caso, debes analizar el municipio dónde vas a montarla, para garantizar el éxito del negocio. Según el Instituto de Desarrollo Comunitario, un establecimiento rural debe cumplir las siguientes condiciones:

  • Estar aislado o en una localidad con menos de 1.500 habitantes. Esto último varía en función de cada comunidad autónoma.
  • Localizarse en medio de un paraje natural y próximo a lugares que sean patrimonio histórico y cultural.
  • Tener buena accesibilidad.

Cómo montar una casa rural

Para poner en marcha una vivienda rural es necesario que tengas en cuenta una serie de requisitos; a continuación te mostramos todo lo que debes analizar antes de comenzar a montar una casa rural.

Requisitos o permisos necesarios

Lo primero que debes saber es qué trámites debes realizar para montar una casa rural; debes conocer la normativa de los alojamientos rurales, determinada en cada comunidad autónoma.

Por ejemplo, cada comunidad autónoma determina el número de habitantes que debe tener un municipio para poder abrir una casa rural. Además, es necesario que la vivienda tenga una capacidad mínima de 4 personas y máximo de 20, así como una superficie de 6 metros cuadrados en las habitaciones individuales y 12 en las dobles.

Plan de viabilidad

Es imprescindible disponer de un plan de viabilidad para poder abrir un establecimiento rural; en este estudio debes mostrar todas las fortalezas y debilidades de la empresa, así como desarrollar una estrategia comercial.

Lo primero que tienes que hacer es realizar un estudio de mercado, en el que se reflejen las condiciones en las que va a competir tu negocio; a continuación te mostramos qué aspectos se analizan en el estudio de mercado.

  • Ubicación: es importante analizar si la zona es atractiva, si tiene fácil acceso y si hay cobertura.
  • Instalaciones: mobiliario disponible en la vivienda, acceso para minusválidos y analizar si es necesario rehabilitar la casa rural.
  • Competencia: debes saber si hay otras casas rurales por la zona.
  • Consumidores: cuál es tu cliente ideal en la zona.

Gracias a este análisis puedes conocer tus fortalezas y debilidades y definir cuál es la estrategia comercial que vas a seguir:

  • Tipo de casa rural: cada zona tiene una estructura de vivienda típica; por ejemplo, en el norte de España es más habitual ver establecimientos de madera, un elemento turístico muy importante.
  • Servicios incluidos en la casa rural: excursiones o la venta de productos típicos de la zona, por ejemplo.
  • Medios de pago aceptados.
  • Comunicación: tienes que poner en marcha una buena estrategia publicitaria para que tu casa rural llegue a todo el mundo, ya que suelen estar ubicadas en sitios alejados.
  • Personal necesario: para la gestión, limpieza y mantenimiento de la vivienda.
Ayudas para montar una casa rural

Aspectos a tener en cuenta

Existen tres formas de conseguir una casa rural: heredar una vivienda y convertirla en un alojamiento rural, rehabilitar una ya existente o participar en los concursos que suelen poner en marcha los ayuntamientos para adjudicar las casas rurales del municipio.

Si tienes que reformarla, para adaptarla a la normativa y poder solicitar la licencia de apertura, primero debes solicitar los permisos para la realización de la obra en el ayuntamiento:

  • Obra mayor: debes solicitar una licencia de obra, con un proyecto firmado por un arquitecto.
  • Obra menor: para reformas sencillas. Lo que se hace es presentar un proyecto básico.

Una vez realizada la obra, puedes solicitar la licencia de apertura en el Ayuntamiento y abonar las tasas correspondientes. Después, tienes que solicitar el alta fiscal en Hacienda y pasar una inspección de los técnicos para que otorguen la categoría de alojamiento rural.

Para que te hagas una idea, la inversión media para realizar una reforma de una casa rural está entre los 150.000 y los 200.000€; por eso, los ayuntamientos y las comunidades autónomas cuentan con subvenciones para el turismo rural, una buena forma de reactivar la economía de los municipios pequeños.

¿Cuánto tiempo llevan los trámites?

El tiempo que supone la realización de estos trámites depende del ayuntamiento y de la normativa local; a continuación te mostramos cuánto tiempo supone, de media, la realización de estos trámites.

  • Permiso de obra: entre 15 días y 3 meses.
  • Licencia de apertura: puede demorarse hasta un año.
  • Trámites de Hacienda: unas 2 semanas.
  • Registro provincial: el mismo día.

Ahora que ya conoces cuáles son las subvenciones para casas rurales a las que puedes optar, ¿a qué esperas para solicitar la tuya? Convierte tu vivienda del pueblo, esa que ya casi ni visitas, en un negocio muy rentable.

Leave a Reply