Capitalizar el paro: cómo solicitar el pago único

¿Acaban de despedirte y no sabes qué hacer? ¿estás pensando en iniciar tu propio negocio y no sabes cómo? En este caso puedes aprovechar y capitalizar el paro. Si nunca habías oído hablar de esta ayuda no te preocupes; en este post te contamos todo lo que tienes que saber para solicitar el pago único.

¿Qué es capitalizar el paro?

La capitalización del paro, también conocida como pago único, es una medida que intenta ayudar a los emprendedores a iniciar un nuevo negocio; en otras palabras, esta prestación permite cobrar en un solo pago, o en varios, la parte que te queda por recibir de la prestación por desempleo.

Quién lo puede solicitar

Esta ayuda está pensada para aquellas personas desempleadas que desean crear un nuevo negocio. Para poder solicitarla, te tienen que quedar, al menos, 3 meses de prestación por recibir; además, el dinero solo lo puedes emplear para poner en marcha una nueva empresa.

Requisitos

A continuación te mostramos los requisitos que debe cumplir cualquier persona desempleada para poder solicitar el pago único:

  • No haber cobrado el pago único en los últimos 4 años.
  • No haber iniciado la actividad antes de realizar la solicitud.
  • Comenzar esta actividad laboral, como máximo, un mes después de que haya sido concedido el pago único.
  • No haber impugnado un despido por vía judicial.
  • Durante los 24 meses previos, no puedes haber compatibilizado el trabajo por cuenta propia con la prestación por desempleo de nivel contributivo.
  • No estar dado de alta en la Seguridad Social.
  • Si formas parte de una sociedad, haber superado el período de prueba. Se puede aprobar la capitalización del paro antes, aunque solamente lo recibirás cuando presentes, ante el Servicio Público de Empleo Estatal, un documento que acredite la superación de esa prueba.

A qué se puede destinar

El pago único no puedes destinarlo a cualquier tarea; por eso, te mostramos a qué actividades lo puedes destinar.

  • Actividades por cuenta propia: cubre la puesta en funcionamiento y las cargas tributarias que suponen el inicio de una actividad. Además, si no llegas al total de la inversión la cantidad restante la puedes utilizar para hacer frente a la cotización mensual a la Seguridad Social.
  • Socio/a de una sociedad mercantil: el trabajador debe estar dado de alta como autónomo en la Seguridad Social, debe tener un control efectivo de la empresa y el negocio tiene que tener, como máximo, un año de creación.
  • Socio/a de cooperativas o sociedades laborales: sirve para abonar la cuota de ingreso y la aportación obligatoria a la que debe hacer frente el trabajador; también puedes utilizar esta ayuda para realizar una aportación voluntaria. Además, puedes capitalizar el paro para abonar los gastos que suponen poner en marcha esta empresa.

Cómo se puede solicitar

El plazo para presentar el pago único arranca el último día que has trabajado antes de ser despedido; a partir de ese momento, dispones de 15 días para presentar esta petición. En la actualidad, existen 4 formas distintas de presentar la solicitud para capitalizar el paro:

  • A través de la página web del Servicio Público de Empleo Estatal.
  • En una oficina de registro público.
  • Enviar la solicitud por correo administrativo.
  • En una oficina de prestaciones. En este caso, es necesario solicitar cita previa en la página web del SEPE.
Solicitar el pago único

En cualquier caso, es necesario presentar estos documentos:

  • Modelo oficial de solicitud de pago único.
  • Personas con nacionalidad española: DNI o pasaporte.
  • Extranjeros residentes en España: los nacidos en la Unión Europea necesitan un Certificado de registro de ciudadano/a de la Unión Europea; por su parte, los no nacionales de la UE tienen que presentar la Tarjeta de Identidad de Extranjero.
  • Memoria del proyecto y de la inversión realizada.

Tipos de capitalización del paro

En la actualidad existen distintas formas de capitalizar el paro. La principal diferencia entre ellas radica en la edad del solicitante: menores o mayores de 30 si eres hombre y menores o mayores de 35 si eres mujer.

  • Menores de 30 o 35 años: pueden solicitar el 100% del pago único para afrontar todos los gastos que conlleva poner en marcha una empresa.
  • Mayores de 30 o 35 años: pueden solicitar el 60% de la capitalización del paro para inversiones y el 40% para abonar la cuota de autónomos de la Seguridad Social.
  • Socios de cooperativas y sociedades laborales: el pago único será destinado al capital social.

La cantidad recibida se abonará en función del número de días completos que te queden por percibir, restando el importe correspondiente al interés legal monetario.

Cómo justificar el pago único

Cómo has podido comprobar, el pago único está destinado única y exclusivamente para poner en marcha un negocio; por eso, es necesario justificar esta inversión. A continuación te mostramos algunos gastos que pueden incluirse en este justificante:

  • Compra o alquiler de un local.
  • Maquinaria pensada para desarrollar tu actividad laboral.
  • Transporte.
  • Equipos informáticos necesarios.
  • Mercancías: mobiliario o pintura, entre otros.
  • Trámites: el coste que supone la solicitud de una licencia o el abono de unas tasas.
  • Formación: se puede destinar el 15% del pago único a realizar cursos para emprender.
Requisitos para capitalizar el paro

Errores más comunes

A continuación te mostramos los errores más habituales a la hora de solicitar el pago único.

  • No cumplir los plazos de solicitud: debes solicitar el pago único antes de iniciar la actividad. Cuando recibas la resolución tienes un plazo de un mes para comenzar a desarrollar tu actividad profesional y darte de alta en la Seguridad Social.
  • No emplear el pago único para iniciar una actividad: solamente está pensado para poner en marcha una actividad; por ello, si se emplea para otro fin se considera una infracción muy grave.
  • Pactar un despido: hacerlo puede suponer una multa de más de 3.000€ y, además, pierdes el derecho a solicitar ayudas o subvenciones.
  • Incluir el IVA en la memoria económica: este impuesto no es considerado un gasto y, por tanto, no lo puedes incluir en la capitalización del paro.
  • Cesar la actividad de forma injustificada: es cierto que no existe ningún plazo obligatorio para mantener la actividad si se capitaliza el paro; aun así, es necesario conservar todos los documentos que acrediten los motivos por los que no continúas con la actividad, para evitar posibles investigaciones.
  • Impugnar el despido: no se puede acceder a esta ayuda hasta que se haya solucionado este procedimiento.
  • Tributación por cesar la actividad antes de 5 años: la prestación por desempleo está exenta de tributar en el IRPF cuando la actividad se mantiene durante, como mínimo, un lustro.

Ahora que ya sabes cómo capitalizar el paro, no esperes más para poner en marcha tu propia empresa.

Blog Ganador 20 minutos categoría Economía y Negocios” class=

Foro Ayudas y Subvenciones

Leave a Reply