Bootstrapping cómo funciona

El Bootstrapping

¿Alguna vez te has planteado la posibilidad de empezar un negocio con pocos recursos? El bootstrapping es la respuesta a esta pregunta.

Este método pensado, sobre todo, para microemprendedores y startups se está convirtiendo en todo un fenómeno dentro del mundo de la empresa ahora mismo.

El Bootstrapping aúna los conceptos de creatividad, arte y ciencia para desarrollar un nuevo método en el que el emprendedor juega un papel crucial.

¿Qué es el Bootstrapping?

El método bootstrapping se refiere al proceso de usar solo los recursos existentes.

Es la forma de emprender únicamente con los medios que tienes al alcance de tus manos. Por lo tanto, contempla las técnicas para desarrollar una idea y convertirla en negocio sin apenas recursos.

Sería un enfoque que contrasta con traer inversionistas que aporten capital. Esta forma alternativa de expandir tu negocio tiene mucho que ver con la creatividad.

Historia del Bootstrapping

El término “bootstrapping”, de origen anglosajón, se basa en una frase que se utilizaba con frecuencia en los siglos XVIII y XIX y que significaba “reponerse gracias al esfuerzo propio”. Esta filosofía de vida relacionada con el emprendimiento propone la idea de que tú eres tu principal fuente de recursos.

Emprender sin recursos no es una novedad, pero a partir de la crisis financiera del 2022, esta realidad es la más común en casi todos los emprendedores del mundo.

A lo largo de estos últimos años, las personas que han aplicado su desempleo en una idea de negocio para autoemplease se convierten en bootstrappers. También lo son aquellas personas que tienen trabajo y viven en el subempleo, aplicando su talento en el tiempo libre y en nuevas ideas de negocio.

Características del Bootstrapping

El Bootstrapping es un método que se divide entre el arte y la ciencia. Por un lado, es el arte de hacer más con menos. Necesitas sacar todo tu ingenio y exprimir al máximo los recursos que tienes a tu alcance.

También es ciencia, porque tienes que testear el producto en el mercado, medir datos y mejorar constantemente.

El Bootstrapping se basa en la autofinanciación. Por lo tanto, debemos buscar clientes, no inversores o ayudas para pequeñas empresas externas.

Solo se debe pedir dinero o acudir a iniciativas como el crowdfunding cuando sea estrictamente necesario. Por eso, es interesante desarrollar el micronegocio mientras lo compaginas con otro trabajo.

Cuando hablamos de Bootstrapping tenemos que relacionarlo con el mundo de las finanzas y el marketing. Hay diferentes aspectos de una empresa que pueden mejorarse desde el ámbito financiero.

El Bootstrapping propone algunas técnicas en este campo:

  • Propón trueques a otras compañías para obtener lo que necesites.
  • Evita alquilar una sede o lugar hasta que sea estrictamente necesario.
  • Compra muebles y material de segunda mano. Intenta ahorrar lo máximo posible.
  • Negocia con los proveedores descuentos por pago por adelantado.
  • La factorización es cara, no la utilices a no ser que sea estrictamente necesaria.

Además, el Bootstrapping también ofrece algunas técnicas en el campo del marketing:

  • Implantar un programa de recompensas para incentivar a los consumidores a consumir tus productos o servicios con mayor frecuencia.
  • Organizar eventos en tu local o en línea, trayendo a gente influente y aportando experiencias de valor.
  • Construir una lista de clientes, analizar el Buyer Persona y ofrecer una newsletter personalizada para mejorar la comunicación con el consumidor. Esto lo hacemos en FANDIT por ejemplo
  • Ofrece, dentro de lo posible, muestras gratis de tus productos o experiencias personalizadas. Ten detalles con tus clientes.
  • Pide testimonios y opiniones. Se mejora con las críticas constructivas.
  • Debes estar en continua formación: asiste a eventos y talleres, lee las novedades del sector…
  • Conecta con otros negocios a través de RRSS o blogs.
  • Crea una web con un diseño profesional y trabaja en la estrategia de marca.
  • Explota tu creatividad en el branding.
  • Asóciate con otros negocios locales.

Ventajas del Bootstrapping

Estos son solo algunos de los beneficios del Bootstrapping:

  • Es una opción diferente a la dificultad de acceso y burocrática que supone la financiación externa.
  • Como el proyecto se autofinancia, no depende financieramente de terceros, y el endeudamiento de la empresa será mínimo.
  • Incentiva la cultura del ahorro.
  • Potencia la creatividad, ya que los recursos son limitados y hay que conseguir que sean suficientes.

Desventajas del Bootstrapping

Por poner algunos inconvenientes tenemos:

  • Genera dificultades en el acceso a ciertas operaciones comerciales que requieren disponer de un margen financiero.
  • Disminuye el tiempo de maduración en la creación y gestión de proyectos, por lo tanto, deben generar ingresos rápidamente.
  • La escasez de financiación puede llegar a limitar el crecimiento del proyecto por falta de inversión.
  • Hace más permeable el proyecto o la empresa a las oscilaciones del mercado y de la situación económica.


¿Conocías el Bootstrapping? Ahora que te hemos explicado un poco más acerca de este antiguo método que está tan de moda en el mundo de los negocios y del emprendimiento, ¿qué te parece el concepto? ¿Crees que es una buena opción para lanzar una empresa?

Desde FANDIT estamos deseando leer tus opiniones e ideas en comentarios. Cualquier duda o sugerencia, aquí estamos para ayudarte.

Comparte:

Todas las ayudas que buscas están aquí