El pasado 9 de diciembre, el gobierno actualizaba el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 y lo extendía hasta el 31 de diciembre de 2022. 

El YA aprobado Real Decreto por el que se modifica y mejora el Plan Estatal de Vivienda 2018-2019 establece los criterios y requisitos que han de reunir los arrendatarios de una vivienda habitual para acceder a las ayudas de financiación establecidas en el Decreto del 31 de marzo, mediante el que se adoptaron medidas urgentes motivo de la Covid-19.

El Plan Estatal de Vivienda

Como explicábamos en uno de nuestros artículos, el Plan de Vivienda 2018-2021 es un programa que incentiva el alquiler o la compra de viviendas para que algunos sectores de la población puedan beneficiarse. Este establece una serie de ayudas al alquiler que se focalizan en las personas con escasos recursos económicos.

Una de las cuestiones más destacadas de este plan era, y sigue siendo, la posibilidad de los más jóvenes de poder contar con hasta 10.800 euros para adquirir un inmueble. Otra es las ayudas destinadas a promotores privados con la finalidad de construir viviendas protegidas que se destinen al alquiler.

Plan vivienda 2010-2021 prorrogado

Como en otros campos de la vida de nuestras sociedades, la pandemia de la Covid-19 también ha supuesto consecuencias en la Plan Estatal de Vivienda 2018-1020. Esta provocó, entre otras cuestiones, que se aprobase un real decreto en diciembre por el que se amplía hasta el 31 de diciembre de 2022 el plazo general para la concesión de ayudas.

Modificaciones del Plan de Vivienda

Las modificaciones aplicadas por el Gobierno en el nuevo Plan de Vivienda, están dirigidas a facilitar la gestión y lograr una mayor eficiencia de los recursos. Vamos a ver en qué consisten.

En el campo de la regeneración urbana, se ha ampliado el plazo de ejecución de 193 actuaciones de fomento de la regeneración y renovación urbanas, en dos años, hasta el 31 de diciembre de 2022. Con mencionada ampliación, el Gobierno no busca otra cosa que mantener la actividad y el empleo, e incluso generar nuevos puestos de trabajo, además de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos que habiten los ámbitos y viviendas objeto de regeneración o renovación.

Esta ampliación es fruto de su continuada demanda por parte de las comunidades autónomas con la que se mantiene la actividad. 

Asimismo, se amplía el plazo para terminar las obras de rehabilitación con respecto al del plan anterior. Ahora el plazo para terminar las actuaciones subvencionadas de rehabilitación y regeneración urbana pasa a 5 años (3 anteriormente).

Además, las viviendas en el medio rural pasan a incluirse beneficiarias de las ayudas a la rehabilitación.

Otra cuestión que cambia es que se suprime la exigencia de la suscripción de un acuerdo entre el Ministerio, la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento correspondiente, antes de la adquisición de viviendas por las Administraciones Públicas o sus entidades (vinculadas o dependientes). Aquí, el objetivo es acelerar el incremento del parque público de vivienda

Con respecto a los colectivos vulnerables, los jóvenes son uno de los grupos que se beneficia de las modificaciones, pues se extiende la ayuda a la adquisición de vivienda a mencionado colectivo. 

Esta pasa de centrarse en aquellos presentes en municipios de menos de 5.000 habitantes a incluir a los que se encuentren en núcleos de población de menos de 5.000 habitantes. Con ello se aclara la versión previa que excluía a núcleos de población de ámbito territorial inferior al municipio (poblados o pedanías).

Programa de ayudas alquileres COVID-19

Debido a la pandemia, en marzo de 2020 el Gobierno aprobaba una serie de avales con cobertura de estado que permitía a las entidades de crédito ofrecer ayudas transitorias de financiación para poder hacer frente a los alquileres de los hogares que se encontraban en situación de vulnerabilidad a consecuencia de la pandemia. 

El plazo para solicitar los préstamos avalados se extiende ahora hasta mayo de 2021 y la formalización de los préstamos se prorroga hasta junio de 2021.

Quién puede solicitar la ayuda al alquiler o adquisición de una vivienda

La norma continúa siendo la misma. Son susceptibles de beneficiarse de este plan las personas de escasos recursos, los jóvenes menores de 35 años y los mayores de 65.

Las ayudas, se conceden, fundamentalmente, en función de los ingresos del solicitante. Estos deben ser inferiores a 3 veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) hasta 4 veces para las familias numerosas o personas con discapacidad o 5 veces el IPREM para familia numerosa especial y personas con grados de discapacidad determinados.

La cuantía máxima de la ayuda es de hasta el 40% de la renta mensual, aunque esta asciende al 50% en el caso de los mayores de 65 años. Por norma general, el tope se fija en los 600 euros, cuantía que podría alcanzar los 900 euros en casos debidamente justificados y dependiendo de la Comunidad Autónoma.

En este sentido, algo que debemos tener en cuenta es que cada Comunidad Autónoma y Ayuntamiento tienen sus políticas propias para temas de subvenciones. 

Para ver como hacer la solicitud te invitamos a visitar nuestro post Plan Vivienda 2018-2021: Ayudas para alquilar/comprar una casa

Más información

Si te gustaría conocer en detalle las ayudas del Plan de Vivienda 2018-21, te invitamos a leer el documento de presentación oficial del Real Decreto 106/2018, de 9 de marzo, por el que se regula el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021.