Las ayudas y subvenciones para energías renovables y la transición energética responden a la problemática del cambio climático y cómo este afecta al medio en el que vivimos causando lesiones irreparables. A modo de concienciación, nos encontramos con una serie de programas que motivan al ciudadano a ser cada día un poco mejor.

A principios de 2015 una investigación publicada en la revista Nature hablaba de la preocupación que suponía el calentamiento global. Para mantener la Tierra por debajo de los 2ºC (el límite que impide las alteraciones desmedidas) las reservas que tenemos de petróleo, carbón y gas natural deberían quedar enterradas hasta 2050 pero, ¿cómo podemos nosotros contribuir a esto?

¿Qué es la transición ecológica?

Si atendemos al informe realizado por la revista Nature podemos estar más cerca de lo que es la transición ecológica y cuáles son sus planes de cara a los próximos años. Como ya advertimos, hasta 2050 no se deberían de gastar las reservas que hay de de energías y compuestos puesto que únicamente estamos perjudicando la vida del planeta.

En base a esto, la transición ecológica sería el camino que hay que recorrer para lograr los objetivos marcados de cara al medio ambiente y sus complicaciones. Las ayudas y subvenciones para energías renovables por tanto, dan a las industrias la posibilidad de emitir menos contaminantes y apostar por un planeta sostenible que mañana sea mejor. A continuación, os dejamos con los pasos:

Reducir las emisiones de gases

Para 2030 la idea es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Tomando de base las estadísticas de 1990 se quiere conseguir que estas caigan al menos en un 20% de todo lo que se ha registrado anteriormente. Si bien esto parecía imposible hace solo cinco años, lo cierto es que la concienciación social está ganando cada vez más cancha y puede que pronto hablemos de nuevos éxitos.

Electricidad con renovables

También para 2030 se pretende generar electricidad con renovables de forma masiva y es que son muchas las industrias que poco a poco se están dando cuenta del problema y de cómo nos afecta a todos a partes iguales. Con un 70% de inicio, el objetivo es que con el paso del tiempo al menos un 35% del consumo final se haga de esta forma. ¿Seremos capaces de conseguir tal proeza?

Mejorar la eficiencia energética

Las ayudas y subvenciones para energías renovables y transición energética tienen un cometido fundamental y es que, después de todos los tantos por cientos anteriores de los que hemos hablado, aquí se espera al menos un treinta y cinco de más. La concienciación, que está muy cimentada en personas individuales, quiere pasar a grupos y conjuntos para que así tenga un mayor efecto social. ¡Todo a su tiempo!

Estos tres apartados son los más importantes que persigue la transición ecológica pero no solo en ese año se puede quedar todo el tema puesto que para 2050, con la ayuda de todos y un cambio sostenible de gobierno, la idea es que todo se reduzca a un 90% y desde aquí podamos disfrutar de un aire mucho más limpio y libre de gases.

Por otro lado, se espera que el sistema eléctrico sea entonces 100% renovable y no tengamos que complicarnos con la contaminación a los niveles que hoy la conocemos. Si bien esto para muchos parece algo complicado, lo cierto es que poco a poco se ven avances que nos interesan a todos y que pueden dar un mundo mucho mejor.

Subvenciones de energías renovables, ¿realmente funcionan?

Una de las preguntas que nos hacemos cuando pensamos en el cuidado del medio ambiente y el bienestar del planeta es si realmente las subvenciones de energías renovables son la solución o simplemente pasarán desapercibidas. No obstante, viendo el interés que se están tomando las industrias y organizaciones por ellas, puede que sí que nos sirva de algo en un futuro.

En España, las zonas que más se han comprometido con el hecho del cambio climático, la contaminación y el estado del planeta son las islas. Canarias y Baleares, ambas con ayudas de lo más interesantes, llevan tiempo planteando soluciones que en otros sitios ni siquiera son una realidad.
En Canarias las ayudas del 45% para eficiencia energética y renovables en domicilios e industrias en 2021 es algo de lo que ya se está hablando y puede dar muy buenas garantías a un planeta que se siente cada vez más ahogado. Por otro lado, las subvenciones para autoconsumo en Baleares también están pegando fuerte. Solo con el anuncio de estas dos vemos que, recién empezado el mes de enero, otro mundo es posible.

También existen ayudas a las energías renovables en forma de bonificación del IBI por poner placas solares.

La transición energética, que abarca muchos apartados, tiene que ser un plan de todos y es que son muchas las cosas que tenemos por hacer en un mundo que está cada vez más erosionado por la acción de todos. Desde los pequeños domicilios de una sola persona hasta las grandes fábricas para este año la idea es la misma. ¿Seremos capaces de lograr algo que cambiará a las futuras generaciones?