Cómo preparar la solicitud a una beca

No hace falta tener problemas económicos para plantearse solicitar una beca. En realidad, una beca es una oportunidad genial para ahorrar dinero, poder mantenerte en diferentes etapas de tu vida, o incluso simplemente para obtener reconocimiento.

¿Sabías que conseguir una beca te puede ayudar a destacar entre otros candidatos en un proceso de selección? Demuestra ambición, flexibilidad, valentía, y mucho más de lo que seguramente has imaginado. Por eso, no solicitar una beca si tienes la oportunidad de hacerlo, ¡es no aprovechar poder adelantarte a tu competencia!

Para conseguir una beca, primero hay que preparar una solicitud. Lógico, ¿no? En este artículo hemos redactado algunos consejos generales sobre cómo organizarte cuando lo hagas para disminuir las posibilidades de que te la denieguen. ¡Sigue leyendo y descubre cómo solicitar una beca en condiciones!

Investiga tus alternativas

Lo primero para poder solicitar una beca es tener claro qué perfil cumples para decidir qué tipo de beca sería mejor para ti. Existen varias opciones que podrías explorar, dependiendo si te interesaría más estudiar o trabajar, haciéndolo en el extranjero o en España, y mucho más. Aquí tienes unos ejemplos de becas a las que podrías echar un vistazo:

1. Becas del ministerio​

¿Quieres quedarte en España? Entonces lo más normal es que desees solicitar becas que el ministerio de educación ofrezca. Hay muchas opciones, desde becas para estudiar (ya sea en la universidad o en cualquier otro curso), hasta becas para hacer prácticas en empresas o para aprender idiomas.

Todas estas alternativas son, sin duda, todo un lujo para conseguir experiencia y crecer tanto personal como profesionalmente. Sin duda, es algo que los reclutadores pueden considerar a la hora de comprobar que tienes las habilidades y características de las que presumes.

2. Becas para universitarios

Como hemos mencionado brevemente antes, el ministerio tiene becas para apoyar la educación universitaria; aunque también existen otras opciones de becas para los que no puedan acceder a las del ministerio y cumplan otro tipo de perfil. ¿Por qué no explorar las becas Santander o las becas Erasmus si quieres estudiar un año en una universidad en el extranjero?

Además, también puedes tener en mente oportunidades de becas específicas para otros países. Por ejemplo, las becas DAAD son específicas para Alemania, las becas Eiffel para Francia, ¡y existen muchas otras!

3. Becas para trabajar en el extranjero

También puedes hacer un año (o cuanto desees) de prácticas en el extranjero en vez de tener que estudiar. Las becas Erasmus+ son el programa de becas más conocido para este tipo de experiencias, aunque también hay muchas otras oportunidades. ¿Alguna vez has oído hablar de las becas de la Fundación Bayer o del Programa Faro? Sin duda, otras alternativas a tener en cuenta.

Si ninguna de estas opciones te convencen, una alternativa que te puede interesar son becas de movilidad​. Aunque la cuantía no sea tan destacable, ¡menos da una piedra!

Leer las bases de las convocatorias

Una vez hayas hecho toda tu investigación, te habrás quitado el trabajo más laborioso de encima. Seguramente ya hayas hecho una selección de las que más se ajustan a tus objetivos, pero también debes ser realista. ¿Realmente cumples los requisitos de la organización para conseguir la beca? No malgastes tu tiempo en redactar documentos sobre tus motivaciones si ya sabes que no cumples el perfil, ¡sé realista!

Otro aspecto al que debes prestar especial atención es la fecha límite para presentar la solicitud. Asegúrate de enviar tus datos y los documentos que se requieran antes de esa fecha para evitar un rechazo innecesario. Podrías organizarte apuntándola en el calendario de tu habitación o escribiendo recordatorios y poniéndolos en sitios visibles.

La documentación y extras

Para solicitar una beca, lo más común es que pidan que envíes estos documentos como formalización de tu solicitud:

  • Copia de tu DNI o pasaporte
  • Prueba de inscripción en la universidad

Si decides mandarlo en físico, no olvides firmar los documentos que lo requieran y comprueba dos veces que la dirección a la que envíes estos datos tan personales es la correcta. Nosotros aconsejamos realizar las solicitudes online siempre que sea posible: ahorrarás tiempo, papel, ¡y evitarás un retraso potencial en la entrega de tus documentos! Esperamos que estos consejos para preparar una solicitud a una beca hayan servido para tener claros los pasos a seguir. Ten en cuenta que cada programa tiene requisitos diferentes, así que estos tips son generales. Dedica el tiempo necesario a cada solicitud. Invertir esos 5 minutos extra en comprobar que envías todo lo necesario no cuesta tanto y podría marcar la diferencia. Por nuestra parte, te deseamos toda la suerte del mundo en esta nueva etapa en tu vida si decides solicitar.

Leave a Reply