Los precios de las botellas de gas butano aumentaron 4,96%, un nuevo récord en dos años. El aumento de precios recientemente revisado, se debe principalmente al aumento de los precios internacionales de las materias primas (+ 17.02%)

El precio más alto de las bombonas de gas butano de 12,5 kg aumenta un 4,96% hasta los 13,96 € que será la tercera subida consecutiva y alcanzará el nivel más alto desde enero de 2019. Este ajuste al alza recientemente revisado se debe principalmente al aumento de los precios internacionales de las materias primas (+ 17,02%)

La revisión de precios que se realiza cada dos meses se calcula en base al costo de las materias primas (propano y butano) en el mercado internacional, el costo del flete (transporte) y la variación del tipo de cambio entre el euro y el dólar. Por otro lado, la revisión de precios (hacia arriba o hacia abajo) se limita al 5%, acumulando así precios sobrevalorados o infravalorados para revisiones posteriores.

De hecho, si no hay límite del 5% del precio libre de impuestos, el precio de este cilindro subirá un 5,97% en este caso.

Este aumento se suma a los dos controles de casi también 5% en noviembre y enero respectivamente, que siguieron a las caídas observadas en meses anteriores, luego de que se suspendieran las revisiones bimestrales que llevaron a aumentos de precios, según la decisión del gobierno de no atribuir esos incrementos para mitigar el shock económico del covid-19.

Así, desde el pasado mes de septiembre, el precio máximo de una botella de butano ha aumentado un 15,6%. Los 13,96 euros vigentes desde el martes son el precio más alto desde enero de 2019, cuando se situó en 14,58 euros.

Revisión bimestral

El precio máximo de venta de una botella de butano se revisa cada dos meses el tercer martes de los meses impares. Este nuevo precio por botella de butano tendrá una vigencia de dos meses, hasta el tercer martes de mayo, cuando se revisará nuevamente.

El gas licuado de petróleo envasado (GLP) es una mezcla de hidrocarburos, compuesta principalmente por butano, que sirve como alternativa al gas natural para el consumo energético en contenedores presurizados, especialmente en localidades o centros urbanos sin conexión a la red de gas natural.

Actualmente se utilizan 68 millones de envases de GLP con distintas capacidades, de los cuales 53 millones están sujetos al precio máximo regulado (78%). Es un combustible rezagado ya que el consumo total de GLP envasado ha disminuido en un 20% desde 2009 hasta la actualidad.