Ayudas a discapacitados del 33%

Ayudas para personas con discapacidad y minusvalías del 33%

Si tienes una discapacidad reconocida, existen múltiples ayudas a las que puedes acogerte. Estas ayudas van desde beneficios fiscales hasta ayudas económicas concretas. Para poder acceder a las ayudas para personas con discapacidad, esta debe poder acreditarse y estar reconocida por un mínimo del 33%. Conozcamos en qué consisten esas ayudas para discapacitados, cuantías aproximadas y cómo solicitarlas.

Ayudas para personas con discapacidad del 33%

Las ayudas para minusvalías del 33% se gestionan y ofrecen desde diversos organismos públicos. Desde el Ministerio de Sanidad, consumo y bienestar social hasta la Seguridad Social. Al estar en su mayoría transferidas las competencias a las comunidades autónomas, deberás dirigirte a tu centro de salud, servicios sociales o delegación de la Seguridad Social para poder iniciar los trámites o pedir información concreta. Pero revisemos en general qué ayudas existen.

1. Prestaciones sociales y económicas del IMSERSO

Estas prestaciones dependen del Ministerio de Sanidad y se gestionan a través del IMSERSO (Instituto de Mayores y Servicios Sociales). Tal y como recogen en su web, el sistema especial de prestaciones establecido en la Ley de Integración Social de las personas con discapacidad (Lismi), desarrollado en el Real Decreto 383/84, establece un conjunto de prestaciones económicas:

  • Subsidio de garantía de ingresos mínimos (SGIM) (actualmente suprimido, aunque se mantiene el derecho los beneficiarios que los tenían reconocidos)
  • Subsidio por ayuda de tercera persona (SATP) (actualmente suprimido, aunque se mantiene el derecho los beneficiarios que los tenían reconocidos)
  • Subsidio de movilidad y compensación por gastos de transporte (SMGT)

y una prestación social,

  • Asistencia sanitaria y prestación farmacéutica (ASPF), destinada a la protección de las personas discapacitadas que por no desarrollar actividad laboral no están comprendidas en el campo de aplicación de la Seguridad Social.

Estas ayudas tienen como fin garantizar una serie de coberturas y asistencias a aquellas personas que tienen reconocida una discapacidad.

1.1. Subsidio de movilidad

El subsidio de movilidad está destinado a personas de más de tres años de edad con dificultad para utilizar transporte público o colectivo. De manera concreta, a través de este subsidio se facilita una prestación económica de carácter periódico para atender los gastos originados por desplazamientos fuera del domicilio habitual por personas con discapacidad que tengan graves dificultades para utilizar transportes colectivos.

Además de tener reconocido un mínimo del 33% de discapacidad, se nos exigen más requisitos: ç

  1. No estar dado de alta en la seguridad Seguridad Social por no desarrollar actividad laboral
  2. No ser beneficiario de una prestación o ayuda de análoga naturaleza y finalidad.
  3. No superar el nivel de recursos económicos personales y/o familiares del 70% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM).

1.2. Asistencia sanitaria y prestación farmacéutica

La prestación de asistencia sanitaria y prestación farmacéutica se dirige a aquellas personas con discapacidad que, por no desarrollar actividad laboral, no están comprendidas en el campo de aplicación de la Seguridad Social.  En este caso, la ayuda se traduce en que la dispensación de medicamentos es gratuita. Los requisitos exigibles son, además de la discapacidad, no tener derecho a una prestación semejante.

Para poder solicitar cada una de ellas, deberemos dirigirnos a la delegación de la seguridad social de nuestra localidad. Se pueden consultar direcciones y teléfonos en la web.

Pensión personas con discapacidad 33%

2. Otras ayudas para minusvalías del 33%

Además de las ayudas específicas que hemos visto, tenemos otros beneficios a los que podemos acogernos como personas con discapacidad.

  • Vivienda: existen ayudas tanto para la compra o alquiler como la adaptación de la vivienda, para hacerla funcional y adecuada a las necesidades de la persona.
  • Empleo: en el ámbito del empleo se busca favorecer la integración de este colectivo. Existen las bonificaciones a la contratación para personas con discapacidad, pero también los centros especiales de empleo o las empresas de inserción buscan favorecer la integración laboral. De cara a prestaciones concretas, el Servicio Público de Empleo Estatal ofrece la Renta Activa de Inserción, prestación específica para este colectivo.
  • Seguridad Social: si tenemos hijos con una discapacidad reconocida del 33% podemos acogernos también a la prestación por hijo a cargo.
  • Servicios Sociales: no olvidemos que a través del programa de la ley de Dependencia, existen servicios y ayudas para este colectivo. Desde ayuda a domicilio a prestaciones concretas, a través de estos recursos podemos acceder a múltiples ayudas.

Pregunta: ¿Si tengo una minusvalía 33 por ciento tengo derecho a pensión?

Esta suele ser una de las dudas más habituales y la verdad, es que como tal, para tener derecho a la pensión no contributiva, debemos tener reconocida como mínimo, un 65% de discapacidad. Eso sí, tal y como hemos visto antes, existe una gran cantidad de servicios y ayudas que pueden ser interesantes. De todas las maneras hay que tener en cuenta que también a nivel autonómico existen servicios específicos y que al final, hay que mirar cada caso de manera individualizada. Nuestra recomendación, dirígete a tu centro de salud, centro municipal de servicios sociales y a la delegación de la  Seguridad Social que te corresponda para conocer todas las opciones posibles.

Asesoría ayudas y Subvenciones

Comparte:

¿Necesitas más información?