Estudiar para tus oposiciones puede resultar una actividad ventajosa porque si lo efectúas de manera correcta obtendrás una estabilidad laboral provechosa a medio/largo plazo. Si no quieres fallar en el camino, en este post te proporcionamos una serie de consejos para preparar eficazmente tus oposiciones.

Ten en cuenta que, existen una cantidad importante de personas activas que aspiran a conseguir sus oposiciones en el mismo sector público que el tuyo u otros, pero un gran porcentaje de los opositores se quedan a medio camino. ¡No te preocupes! Eso no te pasará a ti si te preparas bien.

1. Acondiciona tu sitio de estudio

A pesar de que este consejo suene bastante básico, si en verdad quieres prepararte bien vas a necesitar de un sitio acondicionado para tus oposiciones. En este lugar no debe haber distracciones como ruidos molestos o interrupciones constantes de otras personas. 

De este modo, necesitas encontrar un lugar de estudio en donde te sientas cómodo y concentrado, ya sea en tu habitación, una oficina, un café o hasta un parque. Lo más importante es que logres estudiar sin problemas.

2. Fija Horarios

Otro elemento trascendental para preparar eficazmente una oposición se encuentra en la planificación minuciosa de un horario de estudio. Recuerda que este tipo de prueba no tiene el mismo grado de dificultad de un examen del colegio, donde muchas veces dejábamos el estudio para unas horas antes del examen. ¡No cometas ese error!

Deberás establecer una rutina de estudio en los horarios que te sean más cómodos y logras rendir para aprender los temarios de la oposición.

3. Investiga en profundidad

No es lo mismo realizar una preparación para las oposiciones de educación que una para el sistema de sanidad. Con esto te queremos decir que demandarás de una investigación exhaustiva de la documentación y el temario para tu oposición seleccionada.

Muchas personas suelen asumir que los procesos de selección de cada una de las oposiciones guardan rasgos similares entre sí y esto no es verdad. Todo criterio de selección dispone de sus propias normativas y por supuesto que tienen un temario diferente. 

Antes de ponerte a estudiar investiga los distintos canales oficiales de información de la oposición que vayas a presentar. Por lo que, necesitas conocer con seguridad la fecha, temarios de pruebas anteriores, criterios de evaluación y puntajes. 

4. Busca asesoría Profesional

Puedes preparar tus oposiciones de manera individual sin problemas, pero si necesitas un refuerzo opta por la opción de solicitar ayuda a profesionales o instituciones como la academia Forvide que preparan a los futuros opositores brindándole un apoyo y orientación durante todo el proceso de preparación.

Además, que estos fácilmente podrán señalarte tus faltas y corregirlas a tiempo. Si estás dispuesto a realizar esta inversión estamos seguro de que conseguirás más fácilmente aprobar.

5. Prepara diferentes métodos de estudio

La mayoría de expertos en la materia apoyan la idea de utilizar diferentes métodos de estudio en las pruebas de oposición. ¿Por qué?

Esto se debe a que la mente se encuentra más abierta a recibir conocimiento. En cambio, si solo lees o memorizas como un guion, corres el riesgo que el día del examen se esfume toda esa información.

De esta manera, te sugerimos probar con diversos métodos de estudio al momento de prepararte para una oposición. ¡No te estanques!

6. Tómate un Break

De nada sirve tener una rutina de estudio de más de 10 horas continuas, si no te tomas los descansos adecuados en el día. Tanto el cuerpo como la mente necesitan descansar a ratos, ya que si embotas la cabeza de puro estudio podrías enfermar o hasta no llegar a aprender realmente nada.

Cuando vayas a organizar el horario de estudio deja algunos huecos de descanso diario, ya verás que cuidándote obtendrás mejores resultados en el sistema de oposición. Aunque recuerda descansar no es lo mismo que flojear. ¡Mucho cuidado!

7. Realiza Test de Prueba

Otro buen método de aprendizaje durante las oposiciones está en realizar pruebas sobre los temarios a estudiar. Te sorprendería saber que en varios de los sitios oficiales puedes encontrar test de pruebas rápidas, las cuales tienen la finalidad de medir tu conocimiento hasta el momento.

Por medio de ellas, lograrás notar tus puntos fuertes y débiles hasta el momento. Siempre podrás intentar diferentes pruebas porque cada año el sistema renueva sus preguntas.

8. Ábrete al debate

Cierto grupo de personas se sienten bien estudiando solos, pero eso no amerita que te debas cerrar al debate con otras personas. Comparte y discute lo que has aprendido con otras personas sobre el área de empleo seleccionada. 

Un verdadero aprendizaje no se encuentra solo en los libros y leyendo, sino en el escuchar, debatir y contrastar tus ideas con otros sujetos.

9. Mantente positivo

Así como la constancia y organización son dos factores elementales con los que preparar una oposición, también lo es el mantenerse positivo en el trayecto.

Nade de pensamientos derrotistas a la primera de cambio o por fallar un test de prueba. De los fallos se aprende, y estas deben ser herramientas con las que prepararte no solo para la oposición sino para cualquier circunstancia de la vida personal y laboral.

10. Reflexiona antes de la oposición

A medida que vayas avanzando en la preparación de tu oposición deberás tomarte un tiempo para reflexionar sobre todo este proceso de estudio. 

En estas reflexiones debes ser lo más honesto posible sobre ti mismo para ello preguntante cómo te sientes y reconoce tus puntos débiles y fuertes. De esta manera, alcanzarás a poner en perspectivas tus metas y lograrás corregir fallos previos a la prueba. ¡Recuerda que nadie es perfecto!

Pon en práctica estos consejos y consigue resultados favorables para garantizar tu futuro laboral.